Demandan en EE. UU. a agencia de envíos Medrano Express

8/10/2013 7:40:00 PM | Diana Escalante / Agencias sucesos@eldiariodehoy.com

La empresa salvadoreña de encomiendas Medrano Express, acusada por decenas de inmigrantes de estafarlos en Estados Unidos al no entregar los envíos que mandaron a parientes en Centroamérica, fue demandada en el país norteamericano por un cliente y una empresa marítima.

El diario Nuevo Herald de Miami informó en una publicación reciente que uno de los afectados, identificado como Rolando Castillo, de 71 años, demandó a la compañía porque, según él, nunca entregó un paquete por el que le pagó $1,000 para que lo entregara a su familiares en Guatemala.

Castillo, residente de Hialeah, aseguró que desde diciembre pasado no ha logrado contactar a ningún representante de Medrano Express para que le devuelvan el dinero y el paquete que envió.

"Esta compañía no me ha respondido desde diciembre (...) Ni el señor Medrano ni un representante de ellos se hizo presente en las audiencias de la Corte", aseveró Castillo a El Nuevo Herald.

Según la nota periodística, con fecha 20 de julio de 2013, una Corte falló en favor del septuagenario luego de que la empresa de envíos no respondió a la demanda.

En febrero pasado, la compañía King Ocean Services (una operadora de carga marítima) también acusó a Medrano Express ante una Corte porque supuestamente incumplió con el pago por haberle transportado una carga hacia Guatemala, informó el periódico estadounidense.

Según la acusación, entre septiembre de 2012 y febrero de este año, la empresa salvadoreña contrató a King Ocean Services para que le transportara los paquetes al país centroamericano, pero nunca le pagó dicho servicio.

Como en el caso de Castillo, la agencia salvadoreña de encomiendas tampoco respondió a la demanda y la Corte ordenó que le pagara $54 mil 80 a la empresa de carga marítima.

Ambas demandas contra la empresa de encomiendas han quedado en el limbo porque de los dueños o representantes de la compañía las autoridades no tienen pistas.

"Medrano Express ha cerrado su oficina en La Pequeña Habana, dejando sus camionetas abandonadas en el parqueo. Los gerentes han desaparecido dejando sin contestar dos demandas en Florida y llamadas de teléfono a sus oficinas centrales en Nueva York y sus ubicaciones en 10 estados", reza parte de la publicación del Nuevo Herald.

Aunque se desconoce con exactitud cuántas personas han sido víctimas de esta empresa, en la cuenta de Facebook Medrano Express West-Coast se pueden ver los comentarios de decenas de personas que exigen a los dueños de la agencia que les respondan por las encomiendas que no llegaron a su destino.

En El Salvador el caso está en el limbo

En El Salvador, varias personas que esperaban recibir desde hace casi un año las encomiendas que les mandaron sus familiares en Estados Unidos también buscan explicaciones en la oficina situada en la calle El Mirador, No. 5367, en la colonia Escalón, pero lo que les piden es "paciencia".

Los afectados sostienen que ellos debían recibir los paquetes a más tardar cinco semanas después de que sus remitentes pagaron por el servicio en Estados Unidos, pero no fue así.

Sin embargo, una de las afectadas aseguró que desde octubre está esperando por su encomienda. La mujer relató que cuando ha llegado a la sucursal de Medrano Express la única empleada que da la cara culpa al personal de Aduanas de retener contenedores donde estaría su encomienda, por la que pagó más de $300.

Según la afectada, en el paquete que le enviaron sus parientes había productos perecederos que a la fecha ya habrían caducado. Pese a ello, la empresa de envíos no le ha dicho si le responderá por las pérdidas.

En su afán por saber qué ocurrió con su caja, la mujer dice haberse ganado la confianza de algunos empleados, quienes le habrían dicho que tienen retenidos los contenedores porque, supuestamente, en uno de los envíos hallaron droga y un arma de fuego.

Por esta razón, Medrano Express tendría que cancelar una multa pero se ha negado a pagarla.

Algunos afectados han lamentado a El Diario de Hoy y a través de las redes sociales que los dueños de la empresa de encomiendas los hayan estafado a costa del sacrificio que han hecho ellos o sus parientes para hacer los envíos.

También criticaron a la Policía, a la Fiscalía General y al Ministerio de Hacienda por no investigar a la empresa, pese a que algunos medios de comunicación han difundido la problemática.

En algunos casos, los afectados han denunciado el problema ante la Fiscalía General pero hasta la fecha se desconoce si han avanzado las investigaciones.

La publicación del diario Nuevo Herald sostiene que Medrano Express se registró en Hempstead, Nueva York, en 1995.

Según la página web de la agencia de envíos, el presidente y fundador, de quien no se especifica el nombre, era "un hombre humilde y trabajador de origen salvadoreño" y comenzó el negocio en 1992, "conduciendo personalmente desde Estados Unidos hacia Centroamérica, venciendo las inclemencias del tiempo y los obstáculos del camino".

Hasta la fecha, dice la publicación, Medrano Express tiene entre 15 y 30 sucursales en Estados Unidos y hay oficinas en El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua.

Además del negocio de las encomiendas, ofrece servicios de llamadas internacionales, seguro de carros, transferencias de dinero y consultas legales para temas desde bienes raíces hasta negligencia médica, cita el diario.

Agencia Neliz en igual situación

Medrano Express no es la única agencia de encomiendas salvadoreña que es señalada de estafar a sus clientes.

Unos 500 compatriotas están enfrentando el mismo problema tras haber enviado encomiendas (algunas desde 2008) a través de la empresa de transportes Neliz.

Según las víctimas, la empresa garantizaba que entregaría las cajas a sus destinatarios en el plazo máximo de un mes, pero al igual que Medrano Express tampoco ha cumplido.

Algunos afectados en Estados Unidos se organizaron y descubrieron que la empresa abandonó unas 200 encomiendas en bodegas de ese país, por lo que creen que los dueños se lucraban con el dinero que los remitentes pagaban por mandar las cajas y no les importaba que estos llegaran a su destino.

La mayoría de paquetes contenía ropa, electrodomésticos, juguetes, comida o medicinas; según los clientes descontentos, el precio por enviar cada caja variaba de acuerdo con su peso y tamaño.

Se sabe que Transportes Neliz empezó a funcionar en 2008 y cerró operaciones en febrero pasado. Los afectados lamentan haber pagado por un servicio que no recibieron y se quejan de tener que vivir una odisea en su intento por recuperar las encomiendas.

El Diario de Hoy tuvo información de que la Fiscalía General abrió un proceso contra una empresa de bodegas situada en Ilopango que, según las indagaciones de algunos afectados, era subcontratada por Neliz para almacenar temporalmente los contenedores donde venían al país las encomiendas.

Una de las personas a quien la agencia le debía llevar un paquete, y tras cinco meses no lo hizo, fue a la Aduana de Ilopango porque en la agencia Neliz le dijeron que era esa entidad de Gobierno la que retrasaba el proceso de entrega.

Sin embargo, en la Aduana le informaron que habían retenido un contenedor de la empresa de transportes porque dentro de él hallaron un arma de fuego y una revista pornográfica, objetos ilícitos por los que la empresa debía pagar una multa y no lo hizo.

Según la fuente, por esta razón el Ministerio Público, a través de la Unidad Penal del Estado, inició una investigación de la que la entidad no ha revelado los detalles ni ha informado en qué fase está.


Derechos reservados
2013 © elsalvador.com