Tips

Hábitos higiénicos no tan necesarios que practican las mamás con sus bebés

Estos hábitos se han realizado de generación en generación pero ¿alguna vez te has preguntado si realmente son necesarios?

Foto Por elsalv

Por elsalvador.com

Ene 10, 2018- 14:40

Las tareas de las madres con sus bebés suelen ser las más complicadas y difíciles.

Sin duda es necesario el exhaustivo cuidado y la protección más adecuada para que nada peligroso suceda.

Todas las madres procuran cuidarlos de las enfermedades y mantener la higiene al máximo. Es por eso que realizan cosas como esterilizar los chupetes, la botellas y biberones, hervir el agua y otras costumbres.

Reconocido psicólogo afirma que es necesario cambiar de pareja cada 5 años

¿Alguna vez te has preguntado si son verdaderamente importantes?.

La revista “Mamás y papás” del diario español El País, en su artículo “Esterilizar el chupete y otras tontadas que hacemos porque siempre se hicieron así”, asegura que hay motivos para abandonar esta tradición o seguir como antes.

* En cuanto a los chupetes y biberones esterilizados la publicación hace hincapié en que se debe evitar sobre proteger a los hijos con extrema limpieza. Lo que seguramente no sabes es que esterilizar tanto las cosas es perjudicial para los peques porque evita el contacto con la flora y fauna habitual lo cual es necesario.

* Lo de hervir el agua es siempre justo si en tu comunidad no hay acceso a agua potable, sin embargo al hacerlo se concentran más sales y solutos habituales lo que podría convertir el agua en un líquido peor. Por otro lado dar solo agua de botella no es la mejor alternativa. Sucede que no todas son apropiadas, algunas tienen exceso de sales.

Psicólogos de la Universidad de Warkick realizaron un metaanálisis (que contrasta y combina los resultados de diversos estudios) para calcular el tiempo medio que los bebes se quejan y lloran a lo largo del día en las diferentes culturas.
Foto por burdogs, flickr

* ¿Qué madre no ha hecho un alboroto cuando su hijo tiene calentura? Algunas mujeres no paran de dar vueltas por todos lados buscando una solución sin detenerse a observar lo que realmente le pasa a su hijo. Esto es perjudicial porque el pediatra seguramente querrá conocer otros síntomas que tenía el bebé. Si una madre no guarda la calma, no podrá conocer los síntomas a ciencia cierta.

* Por último y un caso habitual en madres es que se preocupan porque sus hijos no maman lo suficiente, a veces más y a veces menos. Esto levanta una alerta y dudas como: ¿está enfermo? ¿tengo un problema? o ¿es mala mi leche? ¿ya se me acabó?. Nada de eso. Esas interpretaciones no tienen bases, lo único que es cierto es que como todos los seres humanos nos cansamos de comer lo mismo o a veces simplemente hay menos hambre que en otras ocasiones.

Después de leer este artículo, ¿estás de acuerdo con cada punto?

 

Compartir

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios

Sitios relacionados