Amor y Familia

Siete consideraciones para el primer zapato del bebé

Elegir el zapato adecuado no es cuestión de moda, tendencias y estilo, es más una decisión de compra pensando en la comodidad, sobre todo, si recién comienza a caminar.

Primeros zapatos de bebé / Foto Por Pixabay

Por Vanessa de Jurado

Ene 09, 2018- 07:52

La utilización de los zapatos en los niños es recomendable hasta que comienzan a caminar, incluso cuando gatea, para proteger sus pies. Mientras no lo haga, lo ideal es que use calcetines o zapatos muy cómodos para bebés.

Elegir el zapato adecuado no es cuestión de moda, tendencias y estilo, es más una decisión de compra pensando en la comodidad, sobre todo, si recién comienza a caminar.

Estas son las siete consideraciones que debes tener presente, según plantea Guía Infantil:

1. De cuero: es imprescindible que el primer zapato sea de cuero, porque es un material flexible y además permite que el pie transpire correctamente.

Podría interesarle: Su bebé morirá al nacer y la madre decide donar los órganos a otros recién nacidos

2. Horma del zapato: cuando compres un zapato evalúa si la horma es amplia y flexible en la para que el niño tenga libertad de mover sus dedos dentro del calzado.

3. Material blando: en la parte de adelante conocida como empeine, es recomendable verificar que sea de material blando para que el niño no se haga rozaduras o heridas en el pie.

4. La suela: preferiblemente escoge una suela antideslizante y flexible, recuerda que el niño aún está aprendiendo a caminar.

5. Altura del zapato: antes se creía que los niños que comienzan a caminar deben utilizar botas, sin embargo, expertos puntualizan que la altura del zapato no debe sobrepasar el tobillo, para un mejor movimiento.

6. Zapatos cómodos: no sacrifiques la comodidad de los pies y los pasos de tu pequeño, los zapatos deben ser ligeros para facilitar el caminado al niño.

7. La talla: para que el niño use un zapato cómodo lo ideal es que, entre el dedo más largo de su pie y el zapato, se tengan una separación de 1.5 centímetros. Nunca le compres zapatos de una talla más grande porque se le complicará dar pasos seguros, tampoco zapatos muy ajustados porque lastimará sus dedos.

Compartir

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios

Sitios relacionados