Cerrar listado de secciones Secciones

Nacional Sucesos Comunidades Negocios Expansión Internacionales La Nota del Día Editoriales Deportes Entretenimiento Tendencias
Menú de secciones Buscar

Cerrar formulario para enviar comentarioComentario





Fusades: Gobierno tendrá dificultad para pagos de los sueldos y aguinaldo

11/13/2013 9:00:00 PM |

A las arcas del Estado le faltarán alrededor de $430 millones si se toma en cuenta que en septiembre ingresaron $130 millones menos en concepto de ingresos tributarios, y que el Ministerio de Hacienda ha tenido que pagar deuda de corto plazo por el orden de $300 millones, según confirmó la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades).

Son cerca de $430 millones que actualmente no tiene y que necesitará para pagar los compromisos de fin de año, en donde además de los salarios de los empleados del sector público, se incluyen los aguinaldos y el cierre de los proyectos de inversión.

Los fondos del aguinaldo son parte Presupuesto General de la Nación, asignados a Hacienda para el rubro de remuneraciones, que a su vez son parte del gasto corriente. Los fondos se distribuyen en los diferentes ministerios, Casa Presidencial y demás carteras de Estado.

En noviembre del año pasado, según el informe de la situación financiera del Sistema Público No Financiero (SPNF) del cierre 2012, elaborado por el Ministerio de Hacienda, las remuneraciones o salarios totalizaron $162.3 millones, pero en diciembre la cifra se incrementó a $274.7 millones, acá se adicionaron $125.3 millones como producto del pago de aguinaldos.

Lo anterior coincide con los datos de Fusades, que indican que, en noviembre del año pasado, el gobierno necesitó $60 millones adicionales para el pago de gastos de capital, cifra que un mes más tarde se duplicó a $120 millones. En total, el gasto para cubrir los compromisos del sector público fue de $500 millones.

La cifra podría ser mayor, si se toma en cuenta el crecimiento del sector público, que a junio de 2013 alcanza cerca de los 150 mil empleados, sin incluir al Ministerio de Defensa, los Órganos Judicial y Legislativo, Corte de Cuentas y empresas públicas.

Los empleados públicos deben recibir el aguinaldo entre el 18 y 23 de diciembre, tal como lo establece la ley laboral, pero la falta de liquidez del gobierno, que se ha observado a lo largo del año, ha comenzado a inquietarlos.

De acuerdo con la trayectoria que a lo largo del año han llevado las finanzas públicas, existe la posibilidad que el gobierno no tenga disponible el efectivo para honrar los compromisos que tiene con sus empleados.

"Para cumplir dichos compromisos tendrán que emitir nueva deuda, pues el dinero lo tienen que sacar de alguna parte", afirmó Álvaro Trigueros, director del Departamento de Estudios Económicos (DEC) de Fusades.

El gobierno emite, todas las semanas, Letras del Tesoro (Letes) por alrededor de $25 millones semanales o un poco más, dependiendo de la demanda, lo cual demuestra que tienen que acudir a deuda de corto plazo para pagar sus compromisos, dijo.

El analista Claudio de Rosa estima que debido a esta fuerte presión que tiene el fisco, para cerrar proyectos y el pago de aguinaldos, no tendrá otra opción que demandar más crédito. "Cuando uno gasta más de lo que recibe, entonces hay que salir a pedir prestado para completar lo que falta, y por ahora se tienen serios problemas de caja", apuntó.

Es una etapa crítica del año, en donde el gobierno tendrá que hacer un esfuerzo muy grande para financiar el déficit proyectado por el Ministerio de Hacienda.

No obstante, el economista cree que el gobierno aún tiene margen de maniobra en la deuda de corto plazo: Letras del Tesoro (Letes), que a agostó alcanzaron los $589 millones, a lo cual deben sumarse $24.9 millones que se emitieron en septiembre pasado.

Por ello, el analista cree que el gobierno bien pudiera optar por financiar con Letes otros $100 millones, o utilizar parte de los $400 millones que aún quedan de los $800 millones de Eurobonos que fueron refinanciados este año, con aprobación de la Asamblea Legislativa.

Preocupados

"Yo soy uno de los que he dicho que este gobierno quizá no tendrá para pagar los aguinaldos al final del año, si vemos que continuamente le deben entre cuatro o cinco meses a los proveedores, y hasta han hecho quebrar a pequeños empresarios; y la verdad no le importan las leyes laborales", expresó Carlos Ramos, representante del sector sindical del sector salud.

En su opinión, el gobierno terminará haciendo más de lo mismo, pedir prestado para pagar el gasto, y no para inversión, como debería de ser.

Para Francisco Zelada, dirigente sindical del sector educación, la situación económica del gobierno es preocupante, si se toma en cuenta que el Ministerio de Educación no logrará invertir ni el 60 % del presupuesto asignado, ya que hasta hace poco depositaron el monto correspondiente a la segunda parte del presupuesto escolar 2013, y muchas escuelas aún lo esperan. "El atraso ha sido de cuatro meses, y lo entregan cuando ya va a terminar el año escolar, cuando la mayoría de centros escolares no tienen recursos ni para comprar papel bond", dijo.

La falta de fondos ha impedido también la ejecución de proyectos de infraestructura, pero como no se asignaron los recursos económicos se quedaron a nivel de carpetas.

Además se conoció que ha habido desfases en el pago a los trabajadores administrativos del sector de educación (secretarias, vigilantes y otros). "El año pasado, el gobierno terminó de financiarse con préstamos internacionales, y al parecer, está realidad se volverá a repetir este año", dijo el dirigente del sector educación, que aglutina a 45 mil, maestros y más de 4 mil administrativos (contratados por los centros escolares).

Zelada critica que desde hace 10 años, el presupuesto de educación no pase del 3.37 % del Producto Interno Bruto (PIB).

Formulario para enviar comentario Agregar comentario
Derechos reservados
2014 © elsalvador.com