El último guerrillero del FMLN

Por Marlon Manzano

12/5/2013 6:03:00 PM

Cada vez que escucho hablar a Gerson Martínez tengo la sensación que es el único convencido dentro del FMLN, de que el "Socialismo del Siglo XXI" es un proyecto fracasado y que lo único que puede hacer es vivir día a día con obras y coherencia de principios su pensamiento e ideología de izquierda, muy distante a la de sus dirigentes políticos, hoy empresarios capitalistas.

Parece que Gerson Martínez es una especie de "Último de los mohicanos", un hombre noble y estoico, de ideales a flor de piel y con fuertes convicciones que sabe defenderlos como pocos políticos he visto. ¿Por qué Gerson es de los únicos funcionarios públicos que se mantiene lejos del discurso chavista, siendo éste proveniente de las filas guerrilleras?

Al ver la hoja de vida de Gerson Martínez rápidamente uno comprende que sus principales dotes son la inteligencia militar (fuerzas armadas revolucionarias), su profunda vocación política y un consistente romanticismo de izquierda, que viene practicando y dando el ejemplo a todos su colegas del FMLN.

Gerson Martínez fue miembro de la Comisión Política de las Fuerzas Populares de Liberación Farabundo Marti (FPL), así como el encargado de la inteligencia de dicha organización. Gerson sobrevivió a la primer escisión que sufrió el FMLN cuando ya era una fuerza política legal en el país; esta sucede cuando varios de los diputados electos en 1994 se separaron para buscar fuerzas políticas más moderadas como Social Demócratas, Partido Demócrata, Convergencia Democrática, CD, etc. Un segundo momento clave llega cuando vía estatus el FMLN permite organizarse por "tendencias", cuatro específicamente: la Corriente Revolucionaria-Socialista (CRS), liderada por Schafik Jorge Handal Handal, ex Secretario General del disuelto Partido Comunista Salvadoreño (PCS); la Corriente Renovadora, dirigida por Facundo Guardado; la Corriente Tercerista, liderada por Gerson Martínez, y la Tendencia Revolucionaria, liderada por Dagoberto Gutiérrez (ex Secretario de la Juventud del PCS).

En el 2000 la Corriente Renovadora de los Social Demócratas, liderada por Facundo Guardado, asume el control del partido vía Convención Anual del FMLN, pero en ese mismo año la corriente más ortodoxa promotora del Socialismo Revolucionario decide anular la convención y el derecho de asociarse por "tendencias", consolidando así para el 2002 por medio de una declaración de un documento oficial elaborado por la Comisión Política del FMLN de ese momento, el cual lleva el titulo de "Nuestra orientación hacia el socialismo". Esta imposición generó para el 2003 una nueva escisión dentro del FMLN, ya que Facundo Guardado y otros miembros se separan del partido para dar paso al "Movimiento Renovador". Finalmente, en el 2004, la corriente socialista impone a Medardo González como Secretario General del FMLN, venciendo así en sus urnas internas a su contrincante Oscar Ortiz, quien defendía las tendencias más Social Demócratas dentro del FMLN. Desde ese momento queda claro que la tendencia que predominaría (hasta ahora y al parecer para siempre) sería el Socialismo Revolucionario. Gerson Martínez logró sobrevivir a toda esta vorágine de divisiones por establecer una orientación política dentro del FMLN. El hecho de que haya dirigido una de "las 4 tendencias" demuestra que nunca estuvo plenamente convencido de la corriente y tendencia Revolucionaria Socialista. Y más relevante aún es el hecho que nunca haya decidido salir del FMLN entre tanta coyuntura ideológica, esto demuestra su fuerte convicción con el pensamiento auténtico de izquierda, a diferencia de las corrientes más centro izquierda o social demócratas.

Por lo tanto, Gerson ha demostrado históricamente que es un hombre de izquierda, y quizás, --¿por qué no?-- una izquierda socialista, pero no como la que tratan de implementar sus líderes actuales dentro de su partido. Sin temor a equivocarme Gerson Martínez es el último guerrillero que le queda al FMLN. Lastimosamente para Gerson la historia interna de su partido no está a su favor y por más que siga siendo el único exponente de una izquierda bien definida y progresista, hay que hacerle ver que tiene un inmenso techo de cristal (aunque él no lo acepte) que le pusieron desde el 2004 aquellos que han hecho y seguirán haciendo de su obra social un simple medio político para alcanzar el Socialismo del Siglo XXI. Algo que estoy seguro que ni Gerson Martínez apoya, al menos no por sus convicciones personales, tal como lo ha demostrado hasta la fecha.

*Colaborador de El Diario de Hoy.

Derechos reservados 2014 © elsalvador.com