Expansión

Las tres mejores inteligencias artificiales de 2017

Parecen sacados de una película de ciencia ficción, pero son una realidad. Se trata de sistemas, dispositivos y algoritmos capaces de pintar cuadros, escribir poemas, analizar la personalidad y realizar otras tareas. La publicación digital eldiario.es eligió las que considera “Las siete inteligencias artificiales más listas de 2017”. Entre ellas, Expansión seleccionó las tres que consideramos más impresionantes.

Por Expansión

Ene 02, 2018- 05:45

1- Platícale y te dirá quién eres
Una empresa alemana ha creado un software capaz de analizar más de 500,000 características que definen el lenguaje humano y analizar a partir de ellas la personalidad de un individuo.

El software se llama Precire, y se basa en el principio de que el lenguaje que utilizamos al comunicarnos traduce nuestra forma de ser.

Precire necesita recibir mensajes de la persona que analizará durante cerca de 20 minutos, ya sea de forma oral o escrita.

Esta inteligencia artificial ha sido desarrollada por la empresa Precire Technologies, que fue fundada hace cinco años. En ella trabajan una veintena de psicólogos, lingüistas e ingenieros informáticos especializados en el campo de la inteligencia artificial.

Una periodista del diario alemán Süddeutsche Zeitung se sometió al análisis de Precire, y este concluyó que la comunicadora tenía un “gran vocabulario” y “tendencia a relativizar”. Además, “los niveles de estrés estaban en orden”.

TE PUEDE INTERESAR: INFOGRAFÍA: Qué recibe Disney con la compra de 21st Century Fox

Dirk Gratzel, uno de los creadores del programa, trabajó en el área de recursos humanos de empresas alemanas, entre ellas Mercedes Benz. Gratzel cree que Precire promete aplicaciones precisamente en esa área, lo mismo que en la atención al cliente, o en el campo de la seguridad, para analizar personalidades de sujetos bajo investigación, o delincuentes.

2- Hablar con los muertos
¿Todo acaba cuando nuestro cuerpo muere? ¿O qué sucede con nuestra conciencia después del suspiro final? Estas son preguntas que han inquietado a la humanidad durante siglos.

¿Podrá algún día una computadora leer todos los datos de nuestro cerebro? Y si lo logra, ¿podrá articular mensajes y conversar después de nuestra muerte, como lo hacíamos en vida? Dos proyectos distintos trabajan actualmente en la creación de chatbots que se alimentan de conversaciones de tal modo que responden como la persona original.

Una de estas iniciativas es Replika, creada por Eugenia Kuyda, una rusa que a sus treinta y algo de edad perdió a un amigo muy querido en 2015. Ella vivía en San Francisco, California, donde trabajaba para una startup tecnológica, mientras que su amigo, Roman Mazurenko, murió en un accidente de tránsito en Moscú.

Kuyda pronto comenzó a extrañar las largas conversaciones vía mensajes de texto que sostenía con Mazurenko, y siendo que ella se encontraba en el corazón de Silicon Valley, concluyó que el problema se podía resolver con tecnología.

TE PUEDE INTERESAR: Estados Unidos lidera el aumento de la riqueza global

“Utilizando todos los mensajes que guardaba de su amigo, Kuyda entrenó una red neuronal de tal modo que pudo crear un chatbot capaz de mantener una conversación que responde, razona y bromea como el difunto Roman Mazurenko”, publica eldiario.es.

Otra iniciativa similar es la que impulsa el programador y periodista James Vlahos, quien ha desarrollado un bot a partir de los recuerdos grabados por su padre en los últimos meses de una enfermedad terminal.

3- El software que escribe poemas
“La luz solar se perdió en la ventana de cristal” se titula el primer libro de poemas escrito por una inteligencia artificial. La editorial china Cheers Publishing publicó la obra en mayo del año pasado.

El algoritmo tenía memorizados sonetos de 519 poetas escritos en los últimos 90 años, y logró generar 10,000 poemas en 2,760 horas, aunque el libro publica sólo una selección con los 139 mejores, señala el medio oficial chino Diario del Pueblo.

Un verso fruto de esta inspiración artificial: “La lluvia sopla a través del mar. Un pájaro en el cielo, una noche de luz y calma. La luz del sol, ahora en el cielo. Corazón frío. El salvaje viento del norte, cuando encontré un nuevo mundo…”

El software se llama Microsoft Little Ice, y según el jefe de producción del libro, Dong Huan, no se ha cambiado un ápice lo escrito por el programa, e incluso se han mantenido algunos errores gramaticales.

“Se inspira cada vez que ve una imagen, un proceso básicamente igual al de un poeta de verdad”, dijo Huan.
Según los promotores del poemario, un poeta habría tardado un siglo en generar los 10,000 sonetos que supo crear Little Ice. Li Di, creador de la inteligencia artificial, subrayó que ésta tiene “un estilo único y una voz propia”.

Esta tecnología está disponible en 14 plataformas de redes sociales y cuenta ya con 20 millones de usuarios. Algunos poetas chinos han señalado ante la publicación de este peculiar libro que una máquina nunca podrá reemplazar a un humano en este campo, ya que jamás será capaz de escribir con el necesario nivel de “espiritualidad”.

Compartir

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios

Sitios relacionados