Opinión

Mis 12 deseos para el deporte salvadoreño en 2018

Más que sueños guajiros y humo, aquí planteo 12 aspiraciones concretas para nuestro deporte en este año que inicia.

Por Carlos López Vides - Twitter: @Celvides

Dic 31, 2017- 11:52

Estos 12 deseos son personales, y no representan necesariamente el pensamiento de la redacción de Deportes ni de El Diario de Hoy. Aquí plasmo situaciones reales, posibles, realizables para nuestro deporte, siempre que exista voluntad de los protagonistas. Que vengan las 12 campanadas deportivas:

– Que Fesfut y Primera División generen un mecanismo de apoyo económico para cuando los equipos no pagan a sus jugadores. Uno que de verdad sirva, más que la tal fianza de años recientes, o el “salveque” de perder la categoría. Ya basta de abandonar a los futbolistas y dejarlos ignorados, mientras ellos tienen facturas por pagar y familias que mantener.

Jorge Rajo, presidente de la Fesfut y Hugo Carrillo, vicepresidente, observan un entreno.

– Que las autoridades que tomen a la Fesfut en julio-agosto de 2018 le den continuidad a Eduardo Lara. El colombiano hizo un buen trabajo en Copa Oro y, más allá de los resultados, ha logrado algo que es clave: ha hecho click con los jugadores. Los futbolistas de la Selección creen en él, confían en su trabajo y se nota. En El Salvador estamos hartos de la palabra “proceso” en el fútbol, pero con Lara se mantendría una línea de trabajo para sacar lo mejor de esta generación.

Eduardo Lara

El colombiano Eduardo Lara, técnico de la selección mayor de El Salvador.

– Que la Fesfut exija una organización real de categorías inferiores a los equipos de Primera División, como requisito básico para jugar en la liga mayor. Hablo de condiciones como: técnicos con nivel de preparación adecuado, cancha de calidad, suficientes implementos deportivos y nutrición adecuada. Armen el proyecto en 2018, plantéenlo a los equipos y denles un plazo para echarlo a andar. Quien no esté listo cuando se venza el plazo no juega en Primera.

Alianza y Santa Tecla siguen como favoritos para el 2018.

– Que Santa Tecla y Alianza, que jugarán en torneos internacionales en 2018, inviertan lo necesario para representar con dignidad al fútbol salvadoreño fuera de nuestras fronteras.

– Que nazca con fuerza la Asociación de Periodistas Deportivos de El Salvador (APDES), una organización que ha venido formándose desde 2015 y que ya está por ver la luz. Unámonos, colegas, en lugar de atacarnos por redes sociales.

Periodistas de distintos medios durante una reunión en 2015, hacia la formación de la APDES.

– Que los 40 delegados del fútbol llamen a asamblea extraordinaria, para cambiar la forma en que se designa a los miembros del Comité Ejecutivo de la Fesfut, y que así en julio de 2018 se pueda votar por los mejores planes de trabajo que presenten distintas planillas, para romper con las designaciones por sector y los compadrazgos oscuros que tenemos ahora.

Comité Ejecutivo inicial de la Fesfut 2014-2018: de izq. a der.: Émerson Ávalos, Francisco Peñate, Hugo Carrillo, Jorge Rajo, Víctor Gómez, Álcides Ortez y Mauricio Zometa.

– Que Ernesto Allwood, nuevo presidente de la Primera División, impulse la creación de zonas de prensa en cada escenario de la liga mayor, para que cada periodista pueda hacer su trabajo en un lugar adecuado, con Internet y electricidad. No lo planteo como un lujo, sino como una herramienta necesaria que ya es lo normal en otros países (de Concacaf) en pleno Siglo XXI.

– Que INDES y COES limen asperezas y encuentren más puntos de acercamiento que de ruptura. Necesitamos la mejor versión de cada entidad y que caminen de la mano hacia la mejora del deporte, en toda su dimensión: alta competitividad, masificación e infraestructura. Tengan una encerrona y salgan con una ruta clara.

El sector visitante del Barraza con butacas.

– Que continúe el plan de mejoras de escenarios deportivos que está impulsando el Gobierno. Ya pasaron por el Barraza (habría sido bueno enfocarse en el terreno de juego); ojalá siga el Quiteño como han anunciado y luego más estadios. Nuestro fútbol lo necesita.

– Que INDES abra los ojos y deje de hiper-burocratizar el deporte. Está bien poner orden y pedirle a las federaciones más organización, planificación y cuentas claras, para optimizar los pocos recursos que hay; pero el modelo actual, con todo el papeleo, sellos y exigencias, está asfixiando a las federaciones. El resultado: quintos de Centroamérica, nuestro lugar más bajo en la historia. Esto debe cambiar.

Las costas salvadoreñas tienen mucho talento en el fútbol playa.

– Que Rudis Gallo, Jaime Vilanova, Elías Ramírez y demás impulsores de la Liga de Fútbol Playa no bajen los brazos. Es un proyecto bueno, que abarca toda la costa salvadoreña y que le dará más armas a Gallo para cuando tenga que convocar jugadores a la Selecta Playera. Falta que la afición responda y se acerque más empresa privada, pero la Liga Playera debe seguir.

– Por último, pero es de los más importantes: que se retome en la Asamblea Legislativa el proyecto Fodeporte. Con un mejor respaldo económico y administración adecuada nuestros atletas tendrán más éxito deportivo. El proyecto, que está al menos desde 2012 en la Asamblea, podría significar $50 millones anuales para el deporte, que se traduciría en mejor apoyo para atletas como el nadador Marcelo Acosta, que apunta fuerte a Tokio 2020.

Marcelo Acosta (centro) posa con una de las medallas de oro conseguidas en los Juegos Centroamericanos Managua 2017.

Estos son mis 12 deseos deportivos para 2018. Felices fiestas, bendiciones en este año que inicia y que la “positivitez” nos acompañe.

Compartir

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios

Sitios relacionados